Foto retocada

– Siempre pensé que con usted me sentiría cómoda – dijo la mujer -, que podría hablar sencillamente, sin darle una imagen falsa, una especie de foto retocada.
– Y a otras personas, les da esa imagen falsa?
– Supongo que sí.
– Bueno, esto me favorece, verdad?
– Supongo que sí.
Él se quedó con el tenedor a medio camino. Luego mordió el trocito de jamón.
– Prefiero la foto sin retoques.
– Para qué?
– Dice “para qué?” como si sólo dijera “por qué?” con el mismo tonito de inocencia.
Ella no dijo nada.
– Bueno, para verla – agregó él -. Con esos retoques ya no seria usted.
– Y eso importa?
– Puede importar.

 

Do conto “Almuerzo y dudas” de Mario Benedetti.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s